Por qué sufrimos calambres y cómo prevenirlos

calambres

¿A alguien no le ha pasado que ha ido a estirar una pierna y se ha quedado en el intento? ¡A mí más de una vez! Siempre que me ha ocurrido le he echado la culpa a un mal estiramiento antes de la clase pero parece que puede haber más de una causa y conviene conocerlas para poder prevenirlas.

Este artículo lo he leído en una página que consulto frecuentemente: http://www.amantesdeldeporte.com y me ha parecido interesante compartirlo con tod@s vosotr@s.

“Los calambres musculares son una de las molestias más comunes que pueden sufrir deportistas y aficionados. En determinadas ocasiones un tanto puntuales, se perciben también por personas que no realizan actividad física alguna, aunque estos sean los casos menos comunes.

En el presente artículo te contaremos qué son los calambres musculares, por qué los sufren muchas personas y por supuesto, de qué manera prevenirlos. Para conocer la propuesta completa deberás leer el siguiente artículo.

Los calambres representan una situación que no reviste mayor gravedad pero que sí genera un inmenso dolor, y se generan producto de un pequeño espasmo sufrido por el músculo. Los mismos suelen surgir después de realizar una actividad física prolongada o en determinadas ocasiones, por la noche cuando se está descansando.

Aunque la causa fundamental de los calambres no se conozca con exactitud, se pueden precisar algunas cuestiones acerca del por qué los sufrimos. Una teoría que aún hoy cuenta con innumerables adeptos, es aquella que indica a los calambres como una consecuencia directa de la deshidratación. Tras un entrenamiento intenso, el cuerpo humano se presenta incapaz de absorber el oxígeno necesario que genere una oxidación de la glucosa.

En ese marco, se produce una acumulación excesiva de ácido láctico y es entonces donde se da lugar al calambre muscular.

Hay otras posturas en relación a las causas de los calambres, que si bien son menos reconocidas resultan también verosímiles.  La falta de electrolitos puede operar en beneficio de la aparición de calambres y los mismos también pueden ser producidos como consecuencia de una disfunción motoneuronal, en ese sentido, ambas propuestas resultan también validas.

¿Cómo prevenir los calambres?

La deshidratación es  una de las causas más aceptadas por los expertos en función de la gestación de calambres. De esa manera, es preciso entender que la prevención girará en torno a ella, y por añadidura, nos permitirá evitar sufrir este tipo de dolores.

Para prevenir los calambres deberemos entonces estar siempre bien hidratados, antes, durante y después de realizar ejercicios. Si bien la hidratación es indispensable para fortalecer nuestro rendimiento y cuidar nuestra integridad física, en este caso particular también nos ayudará a no sufrir calambres musculares, tan molestos y dolorosos para nuestro organismo.

En otra dimensión, vale entender que si la causa de los calambres se enmarca en la falta de electrolitos, se podría solucionar esta problemática muscular por medio de la ingesta de alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio y sodio. Las verduras y los frutos secos son algunos de los más recomendables.

Por último, si entendemos que la causa de los mismos es una disfunción motoneuronal, la mejor forma de prevenir los calambres es estirando nuestros músculos de manera correcta cuando dejamos de entrenarnos.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s