¿Tu primera vez?

67334576f07bc82639d0accebed1bc39Todavía recuerdo la sensación entre temerosa, curiosa y valiente que tenía en el momento de entrar a mi primera clase de Pole Dance. Había visto vídeos pero no sabía exáctamente qué me iba a encontrar y estaba casi segura de que habría olvidado preguntar a la escuela lo más importante…

Ahora me produce cierta envidia retrospectiva cuando pienso en todas las personas que estarán a punto de vivir ese momento: el momento de descubrir una actividad tan increíble y poderosa, ese momento en el que las dudas desaparecen y se convierten en emociones imborrables.

Para todas esas personas que se van a enfrentar a su primer día redacto este artículo de preguntas frecuentes que no es más que una recopilación de todas las secciones de ‘preguntas frecuentes’ que muchas escuelas tienen en su página web.

Espero que estas preguntas y sus respuestas sirvan para que te animes a dar el paso de ir una escuela a probar las clases y, si ya estás animada, que te elimine cualquier asomo de duda o temor que puedas tener.

1.- Preguntas que encuentran su origen en nuestra inseguridad 🙂

¡No he bailado nunca y no sé bailar! ¿Es necesario tener conocimientos previos de baile?

Tranquila. El Pole es más acrobacia que baile. Quizás en un futuro cuando tengas nivel te plantees el empezar a practicar coreografías en las que empieces a meter no sólo acrobacias en la barra sino también movimientos en suelo que ayudan a ‘descansar’ un poco entre acrobacias que ponen tu corazón a mil. Pero de eso mejor preocuparse cuando ya lleves unos cuantos meses. Y si no te gusta bailar te centrarás en la línea más acrobática del Pole: como en cualquier arte cada uno busca su estilo, y el Pole Dance tiene mucho de arte.

Por supuesto si ya realizas alguna actividad como la gimnasia rítmica, el ballet, el funky, jazz, etcétera significará que tu cuerpo ya tiene un cierto tipo de entrenamiento y eso jugará a tu favor ya que tu progresión será más rápida.

¿Necesito ser fuerte y flexible?

Take it easy! 🙂 ¿Por qué siempre tendemos a dudar de nosotr@s? 🙂 Tu punto de partida es tu punto de partida y no es comparable al de ninguna otra persona. Tu tienes tu fuerza, tu flexibilidad y tus condiciones físicas y corporales. A partir de ahí irás desarrollando y mejorándolas todas  y eso es la importante.

En nuestras primeras clases tendemos en caer en el síndrome del patito feo y nos sentimos torpes, débiles e impotentes antes compañeras que ya llevan un tiempo. Date unos meses y verás cómo pronto las tornas se invierten y descubrirás todo lo que has aprendido al ver las primeras aproximaciones de cualquier novat@.

¡Focus! Mejorar, progresar, superación. El resto del mundo no existe.

¿Soy muy joven? ¿Soy demasiado mayor?

En la práctica del Pole uno se enfrenta a sus propias limitaciones y aprende a superarlas. Desde niñas hasta personas que pasan de los 60 años pueden practicar el Pole. En las clases de Pole Dance siempre te propondrán un entrenamiento adecuado a tu nivel. Las clases de Pole se suelen realizar en grupos bastante reducidos y eso permite que el profesor o profesora dediquen una enseñanza adecuada para tu nivel y condiciones.

Si tengo algún problema físico ¿puedo practicar esta actividad?

Respuesta estándar: ¡consulta a tu médico! 🙂

¿Son necesarios  conocimientos previos de algún tipo?

Por supuesto que no. Las escuelas de Pole Dance se dedican a enseñar todo lo que necesitas así que cuanto menos sepas más podrán enseñarte. ¡Hay que ser positivas!

Tengo sobrepeso ¿puedo aprender igual?

La respuesta es otra ves un sí firme y categórico. Eso sí, siempre hay que ser conscientes de qué tipo de sobrepreso hablamos. Si es un sobrepeso exagerado no pasa nada, pero si tuvieras un sobrepeso muy elevado sería conveniente realizarte un chequeo para quedarte tranquila y asegurar de que tus articulaciones y músculos no se van a lastimar.

2.- sobre mis compañer@s de clase

¿Puede haber hombres en mis clases?

Esto dependerá de las normas de cada escuela por lo que si tuvieras alguna preocupación al respecto no dudes en preguntar. De todas formas yo te diría dos cosas: la primera es que, al menos en los países hispanohablantes, en general muy pocos hombres practican esta disciplina; y la segunda que si los hay estoy seguro de que aportarán cosas positivas al conjunto. Si entras en facebook y visitas grupos de pole o vídeos que sacan escuelas de pole de sus clases enseguida te darás cuenta de lo que se divierten todos juntos.

Imagino que al principio, cuando no hay confianza, puede existir un cierto resquemor, pero estoy segura de que tardarás menos de un mes en darte cuenta de que una vez en la barra de Pole todos somos ángeles 🙂 (que cursi puedo llegar a ser cuando me lo propongo)

Por supuesto que los hombres son físicamente diferentes y envidiarás algunas cosas que ellos harán enseguida tirando de brazos u hombre, pero a cambio ellos sufrirán mucho más que tú a la hora de realizar ciertos agarres de pierna o cuando la flexibilidad sale a relucir.

¿que tipo de compañeras puedo esperar?

Me hace gracia cuando leo esta pregunta. Si te la haces es porque todavía te estás acercando al Pole desde ciertos prejuicios. Pero oye ¡enhorabuena! Pese a tu prejuicios te vas a animar a dar el paso!!

Espero no decepcionarte al descubrirte que tus compañeras serán iguales que las que te puedes encontrar en una academia de inglés, o en un curso de cocina, o en unas clases de informática, o en un hospital (tanto de doctoras, como de enfermeras o de enfermas). Eso sí, garantizado que todas son valientes, luchadoras y atrevidas. Igual que tú ellas dieron el paso y trabajan día a día por ser mejores 🙂

ah! pero ya te veo… ¿me preguntas si tus compañeras serán strippers? Pues no, en general no aunque oye, también puede serlo. Pero vamos, que las clases no se enfocan a ningún tipo de movimiento sexy. ¡También te digo que sacar tu lado más sexy con la barra también es muy divertido! y en muchas escuelas se celebran monográficos centrados precisamente en este punto de vista del Pole.

3.- Sobre mi primera clase

¿Qué ropa me pongo para la clase?

Al practicar el Pole son importantes dos cosas: que estés cómoda y que quede al descubierto la mayor parte de tu cuerpo ya que es el contacto de tu piel contra la barra lo que te va a sostener en lo más alto. El tejido contra la barra resbala: gran lección que no tardarás en aprender por ti misma.

Hay agarras con las manos, con los pies, con la parte interior de tus piernas, con los gemelos,  con distintas zonas de tus brazos…

Hoy día ya hay mucha ropa orientada exclusivamente al Pole, pero todavía no es momento de invertir en eso, por ahora te bastará con un short corto y un top o una camiseta de tirantes. ¿Calzado? ninguno, nada como el pie descalzo.

¿Cómo será mi primera clase?

Cada maestrillo tiene su librillo que dicen en mi país. Tenga el librillo que tenga está asegurado que empezarás con un buen calentamiento y terminarás realizando algunos estiramientos. Esto es importante ya que una clase de Pole es una clase muy intensa y vas a someter a tu cuerpo a una intensidad de trabajo a la que no está acostumbrado. Si en la práctica de cualquier deporte calentar y estirar es muy importante en el Pole es imprescindible.

El resto de la clase te irán enseñando técnicas de agarre, de giro y tus primeras acrobacias. Empezarás por lo más básico pero  variando cada cierto tiempo para no tirar siempre de los mismos músculos. Tu profesora te irá proponiendo ejercicios según tu nivel y condiciones.

Es imposible realizar una clase de Pole realizando ejercicios sin parar ni tomarte tus momentos. ¡Es físicamente casi imposible! Eso hace que surjan momentos para comentar la acrobacia con alguna compañera del mismo nivel, o para recibir alguna ayudita de alguna otra compañera de más nivel, o para beber un trago de agua y recuperar el aliento.

Seguramente tus enseñanzas no se limitarán a realizar la acrobacia, también es importante aprender a ayudar a alguna compañera que esté en apuros. En más de una ocasión nuestras compañeras nos pueden evitar un buen golpe y nosotros querremos hacer lo mismo por ellas.

¿Tendré agujetas, me saldrán moratones?

La respuesta a la primera pregunta es un sí rotundo. Aunque ya creas que estás en forma el Pole pone en funcionamiento todos los músculos de tu cuerpo y, salvo que estés en plena forma, lo normal es que tengas unas buenas agujetas.

¿Moratones? muy probablemente obtengas alguno que otro cada vez que pruebes un nuevo apoyo que no tengas curtido. ¡Los moratones son el orgullo de toda pole dancer ya que significa que nos lo hemos trabajado de verdad!

Pero  como ya te conté en otros post siempre se puede hacer por prevenirlos o por superarlos con dignidad 🙂

¡Evita los moratones!

¿Cómo quitar los moratones?

¿Que tengo que llevar a clase?

Es importante tener el siguiente material (infórmate para ver si te lo proporcionan en tu escuela o si lo tienes que llevar tú):

  • Algún tipo de sustancia que evite que el sudor de las manos nos haga resbalar y nos darán un plus de seguridad en nuestros agarres. Quizás para tus primeros días no hace falta que lo lleves, pero seguro que enseguida pruebas el de una compañera y ya no puedes vivir sin la pócima mágica 🙂 El que yo utilizo lo puedes encontrar entre Mis caprichos.
  • Una toallita para limpiarte el sudor.
  • Alcohol o sustancia similar y un paño para limpiar la barra ya que después de varios intentos se va volviendo cada vez más y más resbaladiza.

¿Algo importante que deba de saber antes de mi primera clase?

Esto igual no te lo preguntas pero si que todas las escuelas del mundo me agradecerán que te lo cuente. ¡¡IMPORTANTÍSIMO!!

  • El día de tu clase de Pole no te apliques ningun tipo de crema corporal. En algunos sitios incluso recomiendan no hacerlo la noche de antes. La presencia de crema en nuestra piel haría imposible la práctica del Pole; simplemente resbala demasiado. Además dejaríamos la barra impregnada de crema y nuestras compañeras tampoco podrían utilizarla. ¡Danger!
  • Si puedes lo mejor es venir recien duchadita como aconseja alguna escuela. Si puedes genial, pero ya sé que eso no está al alcance de todas.
  • Despójate de anillos, collares, diamantes, etc que puedan rayar la barra.

 

4.- Sobre mi futuro como Pole Dancer

Síndrome del cuánto falta

¿Cuánto falta para que puede elevarme sobre la barra con sólo la ayuda de mis brazos? ¿y cuánto falta para que pueda girar como hace mi compañera? ¿y cuándo podré sostener sólo con mis piernas a la vez que arqueo mi cuerpo hacia atrás logrando incluso tener una sonrisa de satisfacción en mi cara?

Be water my friend. Sólo te diré una cosa: menos de lo que crees. Y te lo explico: cuando no sabes nada tienes a pensar que para conseguir lo que te propone tu instructora es más fuerza. En tu día a día lo que más utilizas son los brazos, pues intentarás ayudarte todo lo que puedas de los brazos. Tenderás a sobrecargar a tus músculos más poderosos y les echarás la culpa de tu pequeño fracaso y lo simplificarás todo: ¡todavía no soy lo fuerte que se necesita!

Pero no es así. Por supuesto irás fortaleciendo todo tu cuerpo y eso lo agradeceréis tú y tu Pole Dance. Pero sobre todo irás descubriendo lo importante de conocer la técnica; la importancia que juega el equilibrio corporal, descubrirar que la unión hace la fuerza y que cuando un empeine o uno costado pone su granito de arena no es tan necesario sacar un brazo de gladiador para mantenernos volando en la barra.

Por eso siempre digo que falta menos de lo que crees, porque en el camino de adquirir la fuerza irás adquiendo otras muchas cosas que suma y a mitad del camino te sorprenderás de los logros adquiridos.

Consejo para la vida: no tengas prisa, disfruta del camino y del aprendizaje porque nunca hay un final cuando se trata de superarse a uno mismo.

¿No te he convencido?
 ok, pues aquí va entonces lo que querías escuchar: en tu cuarta clase ya estarás sorprendida de lo que ya puedes hacer; en la décima clase notarás que tu cuerpo está realmente mucho mejor; cuando lleves treinta clases alucinarás; a las 60 pensarás que eres superwoman y que no tienes límites; cuando pases de 80 mirarás tus primeros vídeos y te preguntarás cómo podías estar en tan mala forma y cómo era posible que te costara hacer aquellos ejercicios tan básicos… no darás crédito; y cuando pases de 100… querida, estás perdida, estás oficialmente enganchada al Pole Dance y te acompañará en tu vida durante mucho tiempo.

5.- Sobre los juegos de palabras

A veces leo Pole Dance, otras Pole Fitness y otras Pole Sport ¿es lo mismo? ¿son cosas diferentes?…

El Pole intenta buscar su lugar y tiene que hacer frente a muchos prejuicios y desconocimiento. Creo que por eso han surgido diferentes nombres aunque hoy por hoy creo que ninguna escuela diferencia, lo que se enseña en todas las escuelas es acrobacia con la barra de Pole Dance. Cada profesora o profesor tendrá un estilo suyo particular y así podrá haberlos más estilizados, otros que fomenten más la potencia, etc, ahí no te queda otra que probar diferentes profesores y encontrar el que más te gusta, pero el 95% de la clase va a tener el mismo enfoque.

Pero quizás Pole Dance le sonaba a mucha gente a Stripper y se puso la palabra Fitness para enfatizar que de una clase de Pole no sales más sexy sino que sales tonificado, agotado y al mismo tiempo con una energía enorme.

También se ve a veces el nombre de Pole Sport, que va dirigido a los que buscan un ejercicio físico duro y exigente sin querer saber nada de la palabra Dance.

La explicación teórica que más me ha convencido es la que dice que en el Pole Dance el movimiento de baile tiene más importancia que la parte acrobática, el en Pole Fitness se minimiza bastante el baile y se fomenta más la acrobacia, y en el Pole Sport sólo hay  acrobacia pura y dura.

Dicho esto la realidad es lo que yo llamo simplemente Pole. El mismo que enseñan en todas las escuelas del mundo. Que admite variaciones, y que seguramente tus profesores te mostrarán muchas de ellas. Si todo el grupo está de acuerdo es posible que hagáis alguna clase más orientada a preparar un baile para escapar de la rutina más puramente acrobática; o es posible que os apetezca un día poneros los tacones y hacer una clase más loca; o quizás tenéis ya un poco de nivel y vuestra profesora os enseñe que en el Pole también se pueden hacer acrobacias en pareja…

 

Y esto es todo. Espero haber resuelto tus dudas y sobre todo haberte animado -si tenías alguna duda- a dar el paso.  ¿Que sigues teniendo alguna pequeña duda en tu corazón? entonces échale un vistazo a mi artículo 5 nombres propios que te harán saber -de verdad- qué es el Pole Dance y quedarán todas resueltas. 🙂

Si te he ayudado a decidirte no dudes en decírmelo ¡¡me hará mucha ilusión!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s