Por qué sufrimos calambres y cómo prevenirlos

calambres

¿A alguien no le ha pasado que ha ido a estirar una pierna y se ha quedado en el intento? ¡A mí más de una vez! Siempre que me ha ocurrido le he echado la culpa a un mal estiramiento antes de la clase pero parece que puede haber más de una causa y conviene conocerlas para poder prevenirlas.

Este artículo lo he leído en una página que consulto frecuentemente: http://www.amantesdeldeporte.com y me ha parecido interesante compartirlo con tod@s vosotr@s.

“Los calambres musculares son una de las molestias más comunes que pueden sufrir deportistas y aficionados. En determinadas ocasiones un tanto puntuales, se perciben también por personas que no realizan actividad física alguna, aunque estos sean los casos menos comunes.

En el presente artículo te contaremos qué son los calambres musculares, por qué los sufren muchas personas y por supuesto, de qué manera prevenirlos. Para conocer la propuesta completa deberás leer el siguiente artículo.

Los calambres representan una situación que no reviste mayor gravedad pero que sí genera un inmenso dolor, y se generan producto de un pequeño espasmo sufrido por el músculo. Los mismos suelen surgir después de realizar una actividad física prolongada o en determinadas ocasiones, por la noche cuando se está descansando.

Aunque la causa fundamental de los calambres no se conozca con exactitud, se pueden precisar algunas cuestiones acerca del por qué los sufrimos. Una teoría que aún hoy cuenta con innumerables adeptos, es aquella que indica a los calambres como una consecuencia directa de la deshidratación. Tras un entrenamiento intenso, el cuerpo humano se presenta incapaz de absorber el oxígeno necesario que genere una oxidación de la glucosa.

En ese marco, se produce una acumulación excesiva de ácido láctico y es entonces donde se da lugar al calambre muscular.

Hay otras posturas en relación a las causas de los calambres, que si bien son menos reconocidas resultan también verosímiles.  La falta de electrolitos puede operar en beneficio de la aparición de calambres y los mismos también pueden ser producidos como consecuencia de una disfunción motoneuronal, en ese sentido, ambas propuestas resultan también validas.

¿Cómo prevenir los calambres?

La deshidratación es  una de las causas más aceptadas por los expertos en función de la gestación de calambres. De esa manera, es preciso entender que la prevención girará en torno a ella, y por añadidura, nos permitirá evitar sufrir este tipo de dolores.

Para prevenir los calambres deberemos entonces estar siempre bien hidratados, antes, durante y después de realizar ejercicios. Si bien la hidratación es indispensable para fortalecer nuestro rendimiento y cuidar nuestra integridad física, en este caso particular también nos ayudará a no sufrir calambres musculares, tan molestos y dolorosos para nuestro organismo.

En otra dimensión, vale entender que si la causa de los calambres se enmarca en la falta de electrolitos, se podría solucionar esta problemática muscular por medio de la ingesta de alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio y sodio. Las verduras y los frutos secos son algunos de los más recomendables.

Por último, si entendemos que la causa de los mismos es una disfunción motoneuronal, la mejor forma de prevenir los calambres es estirando nuestros músculos de manera correcta cuando dejamos de entrenarnos.”

Anuncios

Mareos y Nauseas… ¡Pole giratorio!

spinQuizás es porque he descansado demasiado estas vacaciones y me he alejado de la barra más de lo que tendría que haberme alejado…,  el caso es que al retomar de nuevo la barra lo hice con mucha energía y ganas acumuladas. Y fruto de esas energías se sucedieron unos giros que hacían que me alejase de la barra dando tumbos y con una imagen un tanto deplorable.

A veces me encanta pegarme a la barra para potenciar el giro y me parece que revivo los columpios giratorios de mi infancia y seguramente por eso esa sensación me transmite cierta felicidad. Casi siempre termino la figura con cierto mareo pero para tranquilidad de las que lleváis poco tiempo os diré que eso se va pasando, por un lado aprenderéis algún truco como mirar a algún punto fijo de la barra, y por otro lado vuestro cerebro también os ayudará siendo menos sensible a esas exposiciones al giro prolongado.

Pero esta vez he sentido los giros con más intensidad que nunca así que me animé a buscar por si había algún truco más que no supiera.

Lo primero que he encontrado es que a todas nos pasa lo mismo y está casi garantizado: cuando empieces te vas a marear. No queda otra 🙂 pero tranquila, con el tiempo aprenderás a controlar los giros en el pole y a que no sean ellos los que te controlen a ti.

Con el entrenamiento se suprimen las señales de desequilibrio. Por ejemplo los bailarines de ballet realizan unos giros impresionantes sin parpadear. Hay ya estudios que sugieren que a través de los años de entrenamiento ayudan al cerebro a adaptarse de tal manera que pueden evitar sentirse mareados al realizar las piruetas. Parece que esto ocurre al eliminar las señales procedentes de los órganos del equilibrio del oído interno.

Ciencia aparte vamos a lo que nos interesa del asunto: la práctica del giro.

Es importante aprender a controlar el giro. A veces nos entra miedo porque estamos cogiendo más velocidad de la que nos gustaría y nos apretamos más contra la barra por miedo a salir volando de ella ¡con lo que  aceleramos todavía más el giro! Si quieres frenar un giro es importante desplazar el peso lejos de la barra, por ejemplo abriendo una pierna, o un brazo, etc.

Si pese a tus esfuerzos terminas mareándote mucho y tienes sensación de que vas a ir al suelo resiste la tentación de arrodillarte o sentarte y salta; pequeños saltos seguidos ayudan a tu sentido del equilibrio a reencontrarse consigo mismo.

Con el tiempo te harás con el giro. Y es muy interesante ya que la fuerza que ahora te asusta y que parece que te va a tirar y te produce mareos será la fuerza que te permita realizar transiciones impensables en barra estática.

Y como dice Vicky Gámez en su artículo ¿Cómo sobrevivir al pole giratorio? “ya que te atreviste a ‘volar’ con el pole ¡atrévete a girar!”.

 

 

 

5º Campeonato mundial Pole Sports

emotionheader_1¡¡Que me pilla el toro!! Llevo queriendo escribir un artículo sobre este campeonato y todo lo que nos puede ofrecer. Pero el verano es una época especialmente complicada (¿por qué todo da más pereza? ;)) y de momento me conformo con avisarte de que sí, ya está aquí, ¡¡es este fin de semana!! (y mira que Isa De Pablo me avisó con tiempo… ¡gracias Isa!)

Este fin de semana tiene lugar el campeonato mundial de Pole Sport, un evento que seguro que nos va a dejar vídeos que valdrá la pena ver una y otra vez. Aquí se van a batir l@s mejores y el cartel tiene muy buena pinta.

Como me espera un ceviche en una terracita frente al mar no me queda otra que copiaros lo que la IPSF nos cuenta sobre el campeonato que se va a celebrar en el Palacio de Cristal de Londres.

Espero que te apañes con el inglés, en cuanto tenga un momento yo misma cometeré la osadía de atreverme a traducirlo 🙂

What you can expect to see at WPSC 2016!

  • Breath taking, gravity defying tricks and sensational feats of athleticism by Elite Pole Stars from all around the world! Men, women, doubles, children, seniors all ranging in ages from 10 to 70 years old, competing in each of their categories for the GOLD MEDAL and the title of WORLD POLE SPORTS CHAMPION.
  • Swing Pole/Pendulum Pole performance in the Evolution of Pole Exhibition! GymPole creator, Veronika Rehova from the Czech Republic, who is one half of the 2015 Doubles World Champion Team, will be performing on a famously innovative apparatus which is currently all the rage in the Pole and Aerial industry.
  • Deb Roach, one-armed Para-Pole sensation, to perform in the Diversity in Pole Exhibition in preparation for the debut of the much anticipated Para Pole category for next year’s 2017 WPSC!
  • Debut of the much anticipated and thrilling new ULTRA POLE! This avant-garde, intense, new discipline is a higher octane version of Pole, more akin to the extreme sports you might see at the X-games, and will feature Ultimate Trick Battles where athletes trick out against other competitors in battle style rounds landing on the cutting edge of the sport attracting a feverish new fan base and the most radical athletes yet. “As the umbrella organisation of all of Pole, the IPSF has fully embraced that, like every sport, we must always continue to evolve, and in that light, we will introduce exciting new disciplines over the next few years, giving Pole the edge it needs to work alongside other well-known and established sports,” says IPSF President, Katie Coates. And Stephen Fox, President of AIMS, a member of the IOC, agrees with the IPSF’s stance, saying, “In my eyes, you have big credibility [as a sport]” and goes on further to say that, “it’s a new generation” and “Pole Sport, it’s a new sport, we must move with the times.”
  • Felipe Mendoza of Chile, the reigning World Champion for 2 consecutive years, goes for the THREE-PEAT representing one of the most acrobatic Pole Sports categories and hottest topics, Men in Pole!
  • The fastest growing and most controversial category in Pole Sports, kids age 10-14, defy the mainstream and artfully flaunt the future of this rapidly evolving revolutionary sport! As IPSF President, Katie Coates, says, “Children in Pole Sports is a priority for the continued growth of our sport as they are the Pole Sports champions of the future.”

This weekend long extravaganza will feature all of this and more with over 150 elite athletes from 4 continents. The WPSC is the largest pole sporting event with 3,000 athletes competing across the globe for a coveted entry into the prestigious World Championships. The IPSF currently governs more than 25 National Federations and officially endorsed competitions and is growing so rapidly that it will boast over 40 by the end of the year. And this year alone, more than 30 countries from all over the world, will be represented in the WPSC, all competing for the national honor of bringing home the World Pole Sports Champion.
You don’t want to miss this pinnacle of Pole Sports event! And this is the last time it will be in the UK because due to unprecedented growth and demand, the IPSF takes the WPSC global starting next year! Come see the world’s most electrifying Pole Sports athletes and the most innovative new phenomenon sweeping the world by storm! WPSC and World Pole Weekend promises an exciting all-ages, family-friendly sporting extravaganza bursting at the seams with the spirit of athletic evolution!

Habrá que prestar atención este fin de semana a las redes sociales. ¡¡Estoy segura de que se van a llenar de vídeos espectaculares e increíbles!!

Porque no todo es Pole: la acrobacia en tela

tela

¡Gracias a los amantesdeldeporte por recordarme que existen otra actividades además del Pole! 😉 Muy cierto, no sé por qué pero lo cierto es que el Pole nos ha deslumbrado tanto que hemos dejado algo marginadas otras actividades igual de completas, divertidas y gratificantes. Este es el caso de las telas así que intentaré solventar esta carencia con este artículo en el que los amantesdeldeporte nos recuerdan los múltiples beneficios que proporciona la práctica de la acrobacia con telas.

Los beneficios de la acrobacia en tela

En los últimos años, la acrobacia en tela se ha vuelto popular y son muchas las personas que eligen por salud, recreación y entrenamiento sumarse a esta práctica, que tiene un origen circense. Conozcamos los beneficios de la acrobacia en tela.

Las acrobacias aéreas, por tradición, surgieron como parte de los espectáculos del circo. Las telas, particularmente, ofrecen una estética muy particular, y la posibilidad de realizar diferentes figuras al colgarse de ellas con ayuda de piernas y brazos. Esto implica la utilización de todos los grupos musculares y un fortalecimiento de grandes músculos, es el primer beneficio de salud y estética que se desprende de esta actividad.

La finalidad de estas acrobacias es lograr un dominio del cuerpo que haga posible sostenerlo a una altura media de siete metros a partir de dos piezas largas de tela colgadas de una estructura, y así lograr secuencias, coreografías, figuras, piruetas, equilibrios, manteniendo una estética grácil.

Se adquiere gran fuerza y tonicidad en el abdomen, una zona central para sostener el propio peso del cuerpo en la altura y con las telas, con lo cual se reduce la cintura y se logra un vientre plano. Los brazos y piernas se vuelven flexibles y tonificados, pues son los que realizan la fuerza para trepar, sostener y armar las figuras en la altura.

Un cuerpo de músculos tonificados quema más calorías hasta en reposo. Si bien para quemar grasas lo ideal es realizar algún ejercicio de tipo aeróbico, la acrobacia en tela lo complementa perfectamente, logrando así ayudar a mantener un peso saludable.

Al hacer hincapié en los abdominales, se corrigen los vicios posturales pues la faja abdominal adquiere fuerza, resistencia y firmeza, mientras que se eliminan los dolores y contracturas provocados por malas posturas compensatorias, cuando estos músculos están poco trabajados. Lo mismo ocurre con la musculatura de la espalda.
La elongación y la resistencia física mejora notablemente con los meses de entrenamiento. Esto repercute en las alturas, pero también en la vida cotidiana. Se obtiene un cuerpo más ágil y fuerte, más coordinado, lo cual aporta un gran bienestar.

Al trabajar en contra de la gravedad, se favorece la circulación de retorno, y al oxigenar el cuerpo con el ejercicio intenso, se produce un efecto benéfico de reactivación de la circulación, que ayuda a tratar várices, celulitis e hinchazón por retención de líquidos, en especial en piernas y caderas.

La acrobacia aérea en tela además, mejora la coordinación, agilidad y expresión corporal, realiza un aporte al desarrollo de sensaciones de seguridad y confianza, fortalece la autoestima de la persona que se ve capaz de alcanzar logros cada vez más desafiantes, y se favorece la creatividad e incentivan el desarrollo de los sentidos.
La acrobacia con telas es una disciplina que puede ser practicada por personas de cualquier edad y condición física, desde los tres años hasta mayores. No se requiere una condición física previa. No obstante, se debe tener una progresión adecuada en los ejercicios y figuras que se realizan.

La clase comienza y termina con una sesión de estiramiento, para evitar lesiones y preparar los músculos. Las figuras se practican abajo hasta lograrlas, siempre con la supervisión de un instructor idóneo. Luego, se puede pasar a realizarlas en altura, pero aún los acróbatas más avanzados utilizan colchones por debajo, o incluso arneses para figuras en mucha altura.

Botella de agua que se recarga sola

tn_botella-1-678x381He leído sobre esta botella maravillosa y no me he podido resistir a contarlo porque uno de los sueños de todo deportista es sin duda el tener agua a mano sin tener que ir a buscarla 🙂 así de vag@s somos para algunas cosas.

La tecnología al servicio del deporte: han creado una botella que se llena sola convirtiendo la humedad del aire en agua. La botella en cuestión utiliza la energía solar para condensar el agua así que simplemente dejando la botella a un lado ¡esta se llenará sola! Puede producir más de 450ml de agua en una hora.

Muy práctica sobre todo para deportes como el running, el ciclismo, etc, pero las pole dancers -como deportistas que somos- también podemos sacarle un buen partido.

fontus-graphic

El Fontus, que así es como han bautizado a este artilugio no está de momento pensado para usarse en ciudad ya que la polución existente en el ambiente saturaría su filtro y contaminaría el agua, pero ya es está trabajando sobre un prototipo que incorpore un filtro de carbono para eliminar las moléculas de polvo suspendidas en el aire.

Obviamente este invento funciona mucho mejor en climas húmedos, a mayor humedad ambiental mayor condensación.

La idea en su origen es la de solucionar problemas de abastecimiento de agua en zonas del planeta con problemas de deshidratación en la población por falta de agua potable. Ahora también se está pensando en comercializarlo en el mundo deportivo así que es probable que en los próximos años los veamos con frecuencia.

Desgraciadamente hoy por hoy no os puedo dar ningún vínculo porque la botella en cuestión está todavía en proceso de comercialización pero parece que en breve estará en el mercado a un precio que rondará los 100€.

Web del fabricante: http://fontus.at/

 

Rendirse no es una opción

Realmente este no es un artículo sobre Pole Dance, sino sobre la vida misma. He visto a mucha gente enfrentarse a su primer contacto con la barra. En un principio puedes pensar que las más fuertes, jóvenes y flexibles continúan y el resto se va; pero la realidad no tiene nada que ver con eso.

La realidad es la misma que se esconde en la forma de afrontar los diferentes problemas que la vida nos pone por delante: ¿escapamos de ellos?, ¿nos decimos a nosotras mismas que es mucho para nosotros?, ¿o los afrontamos y pensamos que podemos con todo y que es cuestión de esfuerzo y sacrificio?

Cuando escucho a una persona decir: “uffff, me encantaría aprender pero no tengo fuerza”, o “que chulo pero a mi edad…”, o “nunca lo conseguiría porque yo no tengo coordinación…” o mil frases más que podría narrarte ¡seguro que tú también has escuchado alguna!

Así que para todas esas personas quiero traerles este historia real que son de esas que te ponen la piel de gallina. Historias de gente que realmente tiene impedimientos pero que todavía tiene más ganas de superarlos. Hay muchas historias así, pero este fin de semana leí esta y aquí te la dejo.

“Cuando te dicen con 32 años que tienes esclerosis múltiple, el mundo se detiene. Piensas que eres demasiado joven, intentas entender qué ha motivado su aparición, no comprendes por qué te ha pasado y empiezas a pensar en gente con la misma enfermedad. Se te viene a la cabeza el astrofísico Stephen Hawking, aunque él no padece esclerosis múltiple. Los médicos me contaron que es degenerativa, que la cosa podía empeorar y cuando les pregunté, ingenuo de mí, si podría seguir corriendo, me respondieron que apenas podría caminar 200 metros. ¿Cómo es posible? ¿Por qué a mí? ¿Por qué esto?

Uno no elige siempre las cosas que le suceden, pero sí está en su mano gestionar la manera de afrontarlas. Yo empecé con mal pie. No acepté el diagnóstico y en la caída en picado, mi cuerpo se dejó llevar. Mi estado de ánimo también. Mi mujer, una gran mujer de 43 kg y 1,49 metros de altura, intentó animarme, que no me diera por vencido pero, ¿para qué luchar si era una batalla perdida?

De pronto un día intenté coger a mi hijo en brazos y no pude. Lo volví a intentar y tampoco. Ese día lo cambió todo. Decidí que quería volver a coger a mi hijo en brazos. Tenía que cambiar y afrontar las cosas de otro modo. La batalla solo está perdida si no se intenta.

Me calcé las zapatillas y bajé a la calle. A pocos pasos hay un cartel que dice que la parada de metro más cercana está a 200 metros. Doscientos. Justo la misma distancia que aquel médico me dijo que sería incapaz de caminar. Lo intenté. Tenía que hacerlo por mi hijo, por mi mujer, por mí. Di un primer paso. Siempre dicen que un largo camino empieza por un primer paso, aunque este largo camino sea solo de 200 metros. ¡Qué relativa es la distancia según quien la recorre! Y lo conseguí. Logré llegar a la estación de metro y pensé que si había sido capaz de andar 200 metros a la primera, qué más no podría conseguir.

Empecé a buscar como loco actividades para hacer y paseos cada vez más largos. Los 200 metros se convirtieron en un kilómetro, en 10, en medias maratones y en maratones. Sí, maratones, 42 km con 195 metros. Casi 42 kilómetros más de la “imposible” distancia de 200 metros con la que empecé.

También me apunté al club de piscina de mi barrio, me compré una bicicleta, cambié de zapatillas. Quería comerme el mundo. ¿Esclerosis múltiple? ¿Y qué? Nadaba. Iba en bicicleta. Corría. Cogía a mi hijo. ¿Cuál era el siguiente reto?

Un día descubrí que dentro de los triatlones hay una categoría especial para enfermos de esclerosis múltiple y pensé que eso significaba que en mi estado podía conseguir completar un triatlón de corta distancia. De nuevo, lo conseguí. Y puestos a retarse, ¿por qué no probar con el rey de los triatlones? ¡El Ironman! Eso son 3,8 kilómetros nadando, 180 kilómetros en bicicleta y para rematar, 42,195 kilómetros corriendo. Algunos temían por mi estado de salud, tenían miedo de que quizás se me estuviese yendo todo de las manos, pero yo estaba seguro de que podía conseguirlo. Y lo conseguí, gracias a la ayuda de amigos y familiares.

Pero esta prueba deportiva solo es uno de los retos vitales a los que tengo que hacer frente. Mi vida ha cambiado mucho. Antes era un hombre sano, con sentido del humor, ejecutivo comercial de una gran empresa, viajaba constantemente por todo el mundo para cerrar acuerdos importantes. Mi vida profesional transcurría entre países exóticos, hoteles lujosos, esperar en aeropuertos.

Todo eso cambió cuando, estando de vacaciones con mi esposa, se me cayó el cigarrillo. No le di importancia, pero se me volvió a caer. Quien fume entenderá lo raro de este detalle: pocas veces se nos cae un cigarrillo de las manos, menos aún dos veces. Intenté coger una lata de refresco y no atiné. Ese día empezó una larga tortura, de médico en médico, de falso diagnóstico a falso diagnóstico. Nadie sabía decirme qué me ocurría: que si el estrés, que quizá un ictus leve. Al final dieron con la clave y era esclerosis múltiple.

Ahora sé que los límites pueden romperse, que nadie debe decirte qué puedes hacer y qué no puedes hacer, que tus capacidades solo las conoces tú y que rendirse no es una opción. No, al menos, antes de empezar. Siempre que te marques retos ambiciosos, pero alcanzables, todo depende de ti.

Todo esto lo expliqué en un Informe Robinson, el programa de Canal+ que presentaba Michael Robinson, y eso me abrió puertas y ventanas. Varias asociaciones me llamaron para oír mi historia. Yo insistí en que no quería hacer bandera de nada, que no pretendía ser un ejemplo a seguir en lo deportivo, que hay enfermos de esclerosis múltiples que realmente no pueden caminar 200 metros. Pero en lo conceptual sí creo que cada uno debe marcarse su propio Ironman.

Yo tiro hacia adelante, hablo de ello, porque la esclerosis múltiple es hoy en día una enfermedad totalmente desconocida en nuestro país y, sin embargo, la padecen cada vez más personas. Debemos normalizarla, explicando cómo es y qué sentimos para que los que nos rodean lo entiendan y nos comprendan.

Mi reto personal llamó la atención de una editorial, Amat, que me propuso escribir un libro. ¿Por qué no? El resultado es Rendirse no es una opción. Casi paralelamente, FILMAX se interesó y surgió: 100 metros, una película de ficción inspirada en mi historia. ¡Esto ya que si realmente me supera!

Cuando me preguntan respondo que la esclerosis múltiple no es un resfriado y sigue dando guerra, tirándome a la lona de vez en cuando. Pero no me deja KO, porque tengo mil motivos para luchar, porque me ha hecho mejor persona, porque me ha brindado oportunidades increíbles y porque rendirse No Es Una Opción. Y nunca dejaré de dar las gracias por ello. Gracias, gracias, gracias.”

Si has llegado hasta el final de este artículo entenderás que no puedo decir mucho más que ¡Ramón, no te rindas jamás!, y a todos los demás que tampoco lo hagan porque efectivamente, rendirse nunca debe de ser una opción.

Artículo cogido de http://verne.elpais.com

Rendirse No Es Una Opción
ramon

Mayor flexibilidad con menor esfuerzo

yogawheelLos pole dancers no dejan de explorar artilugios que aparecen en otras disciplinas con las cuales comparten ‘necesidades’. Seguro que conoces muchas de estas necesidades, las puedes reconocer fácilmente cuando estás intentando una figura concreta y exclamas algo que empieza por “Necesitaría más…”.

En mis caso mis necesidades básicas son aquellas que yo llamo los pilares del Pole: fuerza, equilibrio y flexibilidad. Hay más, pero estos son los que yo suelo pedir a los Dioses muchas veces entre gritos llantos 🙂

De fuerza ya os he hablado de algún artilugios que se utilizan para fortalecer dedos, antebrazos, hombros, … vease: PowerBall, la mejor amiga del Pole Dance

Hoy le toca el turno a la flexibilidad. La flexibilidad tiene una dificultad añadida que no tiene la fuerza. Cuando hacemos una figura y hacemos fuerza con -por ejemplo- los brazos, estamos fortaleciendo los brazos; sin embargo cuando realizamos una figura que requiere flexibilidad muchas veces estamos con los músculos en tensión, y flexibilidad y tensión suelen ser enemigas.

El mismo problema tenían en otra disciplina que requería flexibilidad: el yoga. Algunas posiciones de yoga requieren ser bastante moldeable, pero si no lo eres la realidad es que te encuentras en una posición tan incómoda que apenas puedes respirar, con lo que mucho menos relajarte y permitir que esa relajación llegue al músculo para que vaya oxigenándose y dando de sí.

Alguien pensó en poner fin a esta situación y ¡ha inventado la rueda! Sí, la rueda de yoga (yoga wheel) que le llaman. El invento es sencillo pero muy práctico. La idea básica es la de estirar el cuerpo con su propio peso. Piensa por ejemplo en un pino puente, al problema de la flexibilidad se junta el que tienes que empujar con pies y manos en una posición no demasiado cómoda y con una fuerza que puede ser más o menos considerable según tu peso corporal. Sin embargo con la rueda basta con tumbarnos sobre ella totalmente relajados. Nuestro peso jugará a favor en lugar de en contra. Y al mecernos sobre la rueda iremos descontracturando toda nuestra espalda y estirando poco a poco esos músculos a los que en otras condiciones nos es difícil llegar.

Todos los tipos de yoga inciden en que es importante llegar a un estado de relajación en las distintas posiciones que practican. Esta rueda les permite llegar al límite de su cuerpo sin perder la relajación.

Este invento de moda entre los yoguis tiene grandes ventajas además de la ya mencionada:

  • Ayuda a mejorar la postura corrigiendo la curvatura a la que estamos sometidos al estar tantas horas sentados en nuestro día a día.
  • Al mismo tiempo que flexibilizas la espalda expandes el pecho.
  • Te puede ayudar a conseguir extensiones de diferentes musculatoras de una forma más suave.

¿Alguna desventaja? ¡Su precio! De momento salen un poco caras, esperemos que sí hay demanda vayan abaratando precios. Aún así estoy casi convencida de que esta rueda que os he presentado en sociedad no tardará mucho en aparecer en todas las esquinas de las clases de yoga, de pole dance, de danza, de gimnasia, y un largo etcétera.

yogawheelmorada91DVvurhEEL._SL1500_

MyYogaWheels en Amazon

¿Que te animas y te haces con una? lo de siempre: busca tutoriales en youtube que está lleno y te pueden dar muchas ideas interesantes para trabajar en ella. Aquí te dejo uno básico a modo de ejemplo.

 

Recursos on-line: Canal Betty Yein

bettyTenía ganas de empezar a compartir con vosotr@s los recursos on-line que encuentro por ahí y que nos ayudan a perfeccionar técnica, a coger nuevas ideas, o a recordar lo que ya vimos en clase.

Como este es el primero de lo que espero sea una larga serie tengo que abordar ‘el debate’: compartir vs no compartir. Amplio debate que se abre tanto en el Pole como en otras muchas actividades y no es este el sitio en el que se resolverá 🙂 Me limitaré a expresar mi opinión que no es otra que la de que compartir es bueno para todos.

Hay quien tiene miedo de que si muestra en internet lo que sabe hacer la gente lo aprenderá en su casa y nadie irá a tomar clases a un a academia. Yo pienso más bien lo contrario, quizás porque mi caso es justo ese: yo intenté empezar sola ya que me llamaba mucho la atención y por más que miraba vídeos y analizaba tutoriales las cosas no salían como me las prometía. En aquélla época no tenía ninguna escuela a mi alcance así que no tenía otro remedio, pero en cuanto pude me lancé a dar clases. Y ahora, pese a que ya tengo cierto nivel siempre que puedo intento dar clases con gente que todavía sabe mucho más que yo. Y es que una cosa es ver un vídeo y otra muy diferentes es que te enseñen una figura, que vean y te expliquen tus fallos, que te ayuden y coloquen tu cuerpo para que sientas la percepción de equilibrio que tu cuerpo necesita para no caer como un peso pesado.

Por el contrario creo que cuantos más tutoriales o recursos on-line existan más afición se generará y más gente querrá aprender y demandará clases de Pole Dance. Y es más, creo que las profesionales que suben sus vídeos aprovechan un canal de marketing enorme que hoy por hoy nadie debería despreciar: todo internet en tu mano. La publicidad es tan enorme que, por ejemplo, si algún día el destino me hace pasar por Valencia lo tengo muy claro: unas clases con Betty Yein para conocerla en persona y agradecerle todo lo que he aprendido de ella. E iré tranquila y segura de que me puede enseñar figuras increíbles que explica y que he sido incapaz de adquirir… ¿en serio el starfish no es un montaje cinematográfico?…

 

Al lo que iba: me encanta la gente que comparte y crea afición y este es el caso de Betty Yein, quien hay creado un canal de youtube en el que nos enseña muchas cosas:

  • figuras de Pole Dance de todos los niveles,
  • cómo realizar calentamientos y ejercicios concretos para fortalecer determinadas zonas,
  • cómo ganar flexibilidad,
  • y algunas que otras disertaciones surrealistas-maravillosas de los más variopintas :).

Si no lo conocías vale la pena darse un buen paseo entre sus vídeos. Por algo es que tiene ya casi 8.000 suscriptores.

Esperando que disfrutes de sus vídeos tanto como yo te dejo. Ya no hay nada más que leer ¡ahora toca visualizar unos cuantos vídeos!

Lidiando con la Ansiedad al Competir

poleverti

Cuando decides presentarte a una competición, ya sea al nivel que sea, las exigencias físicas a las que sometemos a nuestros cuerpos suelen venir acompañadas de unas exigencias psíquicas en forma de presión, autoexigencia, perfeccionismo, alteraciones de sueño según se acerca la fecha. Si ya lo has experimentado sabrás de que te estoy hablando, y si no has participado todavía en un campeonato espero que no te asustes al leer esto! 🙂 La recompensa de la satisfacción que sentirás al terminar tu número y escuchar el apoyo del público y de tus compañeras y rivales  lo compensa absolutamente todo.

Pero no hay que ignorarlo y viene bien saber cómo tratar con esa ansiedad que crece en nosotros para que no nos perjudique.

Cuando pensé en escribir sobre este tema encontré un magnífico artículo escrito por Paulina Zamora en la web http://unitedpoleartists.com así que me limitaré a hacerte llegar sus sabios consejos:

“Los meses anteriores a una competencia no son fáciles, tantas horas de duro entreno frecuentemente llevan a nuestros cuerpos a sentir fatiga, o incluso a experimentar lesiones. Pero aparte del desgaste físico existe un desgaste psicológico que puede ser más duro aún. Si sufres de gran ansiedad y angustia estos son varios consejos que, a partir de experiencia propia y/o de atletas que conozco, pueden ayudarte a lidiar con las tantas emociones muchas veces negativas que se sienten al competir.

-Escoge tu tipo de Competencia

Existen competencias más enfocadas en el aspecto artístico del pole mientras que otras se enfocan más en la cantidad de acrobacias y de su dificultad. Para hacerte la travesía más placentera comienza por identificar de qué manera disfrutas más el pole dance y qué competencias se enfocan más en lo que tú disfrutas.

-Planifíca tu Tiempo

No hay nada que pueda hacerte este proceso más estresante que sentir que vas contra el tiempo. Yo aconsejo un mínimo de tres meses para una preparación completa, y poder llegar al día de la competencia sintiéndote lo más segura/o posible. Decide cuantas horas a la semana entrenarás, luego ponte metas y fechas límite.

-Sé Realista en Cuanto a lo que Incluirás en tu Rutina

Todos queremos incluír la mayor cantidad de trucos/secuencias con la más alta dificultad que podamos, pero créeme, es mucho mejor llevar una rutina prolija y con movimientos que ya conoces que querer incluír mil  cosas completamente nuevas. Cuando no sientes el estrés de no saber si vas a fallar alguna figura puedes disfrutar mejor la rutina y mostrar más seguridad, fluidez, y musicalidad en el escenario.

-Un día de Descanso a la Semana

El descanso es parte del entrenamiento! Un día mínimo de descanso a la semana debería ser prioridad. Lo necesita tu cuerpo para recuperarse y poder rendir mejor, pero sobretodo lo necesita tu mente. Ese día no hagas nada relacionado con tu competencia. Relájate y haz algo que te divierta. Verás que regresarás a tu próximo entreno más motivada que ántes.

 Relájate por las Noches

Es difícil tener un sueño profundo que nos ayude a recuperarnos por completo cuando tenemos preocupaciones en la cabeza. Por lo que aconsejo unas dos horas antes de irte a la cama dejar de pensar en la competencia, haz algo que te distraiga como leer un libro o ver una película.

 -Cuida tu cuerpo

Entrena elongación y fortalecimiento de ligamentos para mantener sanas articulaciones propensas a lesión. Mantente consciente de cada movimiento durante tus entrenos y de cada sensación que pueda advertirte de una temprana lesión. En caso de lesión juzga si puedes continuar o si debes retirarte de la competencia. Entiendo que puede ser frustrante pero no dejes que esto te desanime, hay muchas más competencias en las que puedes participar y lo primero para poder hacerlo es cuidar tu cuerpo ahora.

-Esparce tu mente

En el día a día busca esparcir tu mente. Haz cosas que te diviertan y rodéate de gente que te agrada. Ten momentos durante el día en el cual no recuerdes que tienes una competencia cerca. Estas pequeñas cosas te ayudarán a mantener tu sanidad mental, y una vibra positiva en general que te ayudará a combatir el estrés.

-Paciencia

Ver progreso toma tiempo y paciencia.  Es normal tener días en los cuales te parezca no ver ganancia. No seas muy dura/o contigo misma/o,  sé paciente y no te rindas que cuando alfín sale algo el sabor a triunfo es dulce. Disfruta y celebra cada avance que tengas por pequeño que te parezca.

-Acepta las variables

Debes saber que las probabilidades de que algo salga de manera inesperada en un escenario son muy altas, y muchas veces son factores fuera de nuestro control, como lo es un pole resbaloso. No es para alarmarte, al contrario, aprender a manejar esta situación te hará sentir menos nervios  el gran día.

 Acepta las variables en la rutina. (La importancia de la improvisación).

Si algo sale de manera inesperada, hazlo parte de tu rutina, aprende a escuchar tu cuerpo y hacia adonde se siente natural moverte en caso de que algo no salga como esperabas. Por sobre todas las cosas no dejes de disfrutar la rutina pues es al hacerlo es cuando la audiencia notará más que algo no salió bien.  A veces milagros suceden y de un “error” surgen movimientos aún más maravillosos. Ten fe! Encuentra la perfección dentro de la imperfección, pues de lo contrario solo terminarás frustrada/o.

 -Aprende a Disfrutar de tu Canción-FREESTLYE

Hacer tu rutina con una música diferente, y explorando cambios en los razgos del movimiento te hará disfrutar tu rutina más, ya que repetirla siempre de la misma manera por varios meses puede volverse tedioso. También te ayudará a descubrir maneras diferentes de moverte durante la rutina que puedan gustarte más.

-Pole Play Time

Darte tiempo para jugar en el caño, fluyendo con la música y trabajando cosas diferentes será una recarga para ti y tu autoestima, sobretodo cuando sientas que las cosas con tu rutina no están saliendo bien. Verás que la próxima vez que trabajes en tu rutina te sentirás con más confianza. 

-Disfruta tu Rutina

Se nota cuando disfrutamos nuestra rutina, proyectamos seguridad y dominamos el escenario. Es esa madurez escénica la que hace que tu performance se vea profesional. Al final esto contará más para la audiencia y para los jueces que una rutina técnicamente perfecta pero sin personalidad.

-Olvídate de los demás competidores

-No te enfoques en las demás competidores. Enfócate en hacer TU rutina lo mejor que TU lo puedas hacer y eso será mucho más gratificante y te brindará mejores resultados que lidiar con el estrés de estarte comparando con los o las demás.

-Hazlo por tí

Nada te saldrá bien si no te hace felíz. Este es mi consejo más valioso de todos, define bien porqué estás haciendo esto. Asegúrate que la respuesta sea porque te hace felíz, de lo contrario no vale la pena someterte al duro camino de la preparación para competir. Toma en cuenta  que los resultados siempre son mejores cuando lo que haces te hace felíz, no solo en cuanto al pole, sino en cuanto a todo.”

Espero que todos estos consejos no caigan en saco roto. Cada vez se celebran más y más campeonatos y hay que animarse a estar ahí, ya sabes, disfrutando, olvidándote de todo y sin perder de vista que ¡la heroína de tu vida eres tú!

¿Tu primera vez?

67334576f07bc82639d0accebed1bc39Todavía recuerdo la sensación entre temerosa, curiosa y valiente que tenía en el momento de entrar a mi primera clase de Pole Dance. Había visto vídeos pero no sabía exáctamente qué me iba a encontrar y estaba casi segura de que habría olvidado preguntar a la escuela lo más importante…

Ahora me produce cierta envidia retrospectiva cuando pienso en todas las personas que estarán a punto de vivir ese momento: el momento de descubrir una actividad tan increíble y poderosa, ese momento en el que las dudas desaparecen y se convierten en emociones imborrables.

Para todas esas personas que se van a enfrentar a su primer día redacto este artículo de preguntas frecuentes que no es más que una recopilación de todas las secciones de ‘preguntas frecuentes’ que muchas escuelas tienen en su página web.

Espero que estas preguntas y sus respuestas sirvan para que te animes a dar el paso de ir una escuela a probar las clases y, si ya estás animada, que te elimine cualquier asomo de duda o temor que puedas tener.

1.- Preguntas que encuentran su origen en nuestra inseguridad 🙂

¡No he bailado nunca y no sé bailar! ¿Es necesario tener conocimientos previos de baile?

Tranquila. El Pole es más acrobacia que baile. Quizás en un futuro cuando tengas nivel te plantees el empezar a practicar coreografías en las que empieces a meter no sólo acrobacias en la barra sino también movimientos en suelo que ayudan a ‘descansar’ un poco entre acrobacias que ponen tu corazón a mil. Pero de eso mejor preocuparse cuando ya lleves unos cuantos meses. Y si no te gusta bailar te centrarás en la línea más acrobática del Pole: como en cualquier arte cada uno busca su estilo, y el Pole Dance tiene mucho de arte.

Por supuesto si ya realizas alguna actividad como la gimnasia rítmica, el ballet, el funky, jazz, etcétera significará que tu cuerpo ya tiene un cierto tipo de entrenamiento y eso jugará a tu favor ya que tu progresión será más rápida.

¿Necesito ser fuerte y flexible?

Take it easy! 🙂 ¿Por qué siempre tendemos a dudar de nosotr@s? 🙂 Tu punto de partida es tu punto de partida y no es comparable al de ninguna otra persona. Tu tienes tu fuerza, tu flexibilidad y tus condiciones físicas y corporales. A partir de ahí irás desarrollando y mejorándolas todas  y eso es la importante.

En nuestras primeras clases tendemos en caer en el síndrome del patito feo y nos sentimos torpes, débiles e impotentes antes compañeras que ya llevan un tiempo. Date unos meses y verás cómo pronto las tornas se invierten y descubrirás todo lo que has aprendido al ver las primeras aproximaciones de cualquier novat@.

¡Focus! Mejorar, progresar, superación. El resto del mundo no existe.

¿Soy muy joven? ¿Soy demasiado mayor?

En la práctica del Pole uno se enfrenta a sus propias limitaciones y aprende a superarlas. Desde niñas hasta personas que pasan de los 60 años pueden practicar el Pole. En las clases de Pole Dance siempre te propondrán un entrenamiento adecuado a tu nivel. Las clases de Pole se suelen realizar en grupos bastante reducidos y eso permite que el profesor o profesora dediquen una enseñanza adecuada para tu nivel y condiciones.

Si tengo algún problema físico ¿puedo practicar esta actividad?

Respuesta estándar: ¡consulta a tu médico! 🙂

¿Son necesarios  conocimientos previos de algún tipo?

Por supuesto que no. Las escuelas de Pole Dance se dedican a enseñar todo lo que necesitas así que cuanto menos sepas más podrán enseñarte. ¡Hay que ser positivas!

Tengo sobrepeso ¿puedo aprender igual?

La respuesta es otra ves un sí firme y categórico. Eso sí, siempre hay que ser conscientes de qué tipo de sobrepreso hablamos. Si es un sobrepeso exagerado no pasa nada, pero si tuvieras un sobrepeso muy elevado sería conveniente realizarte un chequeo para quedarte tranquila y asegurar de que tus articulaciones y músculos no se van a lastimar.

2.- sobre mis compañer@s de clase

¿Puede haber hombres en mis clases?

Esto dependerá de las normas de cada escuela por lo que si tuvieras alguna preocupación al respecto no dudes en preguntar. De todas formas yo te diría dos cosas: la primera es que, al menos en los países hispanohablantes, en general muy pocos hombres practican esta disciplina; y la segunda que si los hay estoy seguro de que aportarán cosas positivas al conjunto. Si entras en facebook y visitas grupos de pole o vídeos que sacan escuelas de pole de sus clases enseguida te darás cuenta de lo que se divierten todos juntos.

Imagino que al principio, cuando no hay confianza, puede existir un cierto resquemor, pero estoy segura de que tardarás menos de un mes en darte cuenta de que una vez en la barra de Pole todos somos ángeles 🙂 (que cursi puedo llegar a ser cuando me lo propongo)

Por supuesto que los hombres son físicamente diferentes y envidiarás algunas cosas que ellos harán enseguida tirando de brazos u hombre, pero a cambio ellos sufrirán mucho más que tú a la hora de realizar ciertos agarres de pierna o cuando la flexibilidad sale a relucir.

¿que tipo de compañeras puedo esperar?

Me hace gracia cuando leo esta pregunta. Si te la haces es porque todavía te estás acercando al Pole desde ciertos prejuicios. Pero oye ¡enhorabuena! Pese a tu prejuicios te vas a animar a dar el paso!!

Espero no decepcionarte al descubrirte que tus compañeras serán iguales que las que te puedes encontrar en una academia de inglés, o en un curso de cocina, o en unas clases de informática, o en un hospital (tanto de doctoras, como de enfermeras o de enfermas). Eso sí, garantizado que todas son valientes, luchadoras y atrevidas. Igual que tú ellas dieron el paso y trabajan día a día por ser mejores 🙂

ah! pero ya te veo… ¿me preguntas si tus compañeras serán strippers? Pues no, en general no aunque oye, también puede serlo. Pero vamos, que las clases no se enfocan a ningún tipo de movimiento sexy. ¡También te digo que sacar tu lado más sexy con la barra también es muy divertido! y en muchas escuelas se celebran monográficos centrados precisamente en este punto de vista del Pole.

3.- Sobre mi primera clase

¿Qué ropa me pongo para la clase?

Al practicar el Pole son importantes dos cosas: que estés cómoda y que quede al descubierto la mayor parte de tu cuerpo ya que es el contacto de tu piel contra la barra lo que te va a sostener en lo más alto. El tejido contra la barra resbala: gran lección que no tardarás en aprender por ti misma.

Hay agarras con las manos, con los pies, con la parte interior de tus piernas, con los gemelos,  con distintas zonas de tus brazos…

Hoy día ya hay mucha ropa orientada exclusivamente al Pole, pero todavía no es momento de invertir en eso, por ahora te bastará con un short corto y un top o una camiseta de tirantes. ¿Calzado? ninguno, nada como el pie descalzo.

¿Cómo será mi primera clase?

Cada maestrillo tiene su librillo que dicen en mi país. Tenga el librillo que tenga está asegurado que empezarás con un buen calentamiento y terminarás realizando algunos estiramientos. Esto es importante ya que una clase de Pole es una clase muy intensa y vas a someter a tu cuerpo a una intensidad de trabajo a la que no está acostumbrado. Si en la práctica de cualquier deporte calentar y estirar es muy importante en el Pole es imprescindible.

El resto de la clase te irán enseñando técnicas de agarre, de giro y tus primeras acrobacias. Empezarás por lo más básico pero  variando cada cierto tiempo para no tirar siempre de los mismos músculos. Tu profesora te irá proponiendo ejercicios según tu nivel y condiciones.

Es imposible realizar una clase de Pole realizando ejercicios sin parar ni tomarte tus momentos. ¡Es físicamente casi imposible! Eso hace que surjan momentos para comentar la acrobacia con alguna compañera del mismo nivel, o para recibir alguna ayudita de alguna otra compañera de más nivel, o para beber un trago de agua y recuperar el aliento.

Seguramente tus enseñanzas no se limitarán a realizar la acrobacia, también es importante aprender a ayudar a alguna compañera que esté en apuros. En más de una ocasión nuestras compañeras nos pueden evitar un buen golpe y nosotros querremos hacer lo mismo por ellas.

¿Tendré agujetas, me saldrán moratones?

La respuesta a la primera pregunta es un sí rotundo. Aunque ya creas que estás en forma el Pole pone en funcionamiento todos los músculos de tu cuerpo y, salvo que estés en plena forma, lo normal es que tengas unas buenas agujetas.

¿Moratones? muy probablemente obtengas alguno que otro cada vez que pruebes un nuevo apoyo que no tengas curtido. ¡Los moratones son el orgullo de toda pole dancer ya que significa que nos lo hemos trabajado de verdad!

Pero  como ya te conté en otros post siempre se puede hacer por prevenirlos o por superarlos con dignidad 🙂

¡Evita los moratones!

¿Cómo quitar los moratones?

¿Que tengo que llevar a clase?

Es importante tener el siguiente material (infórmate para ver si te lo proporcionan en tu escuela o si lo tienes que llevar tú):

  • Algún tipo de sustancia que evite que el sudor de las manos nos haga resbalar y nos darán un plus de seguridad en nuestros agarres. Quizás para tus primeros días no hace falta que lo lleves, pero seguro que enseguida pruebas el de una compañera y ya no puedes vivir sin la pócima mágica 🙂 El que yo utilizo lo puedes encontrar entre Mis caprichos.
  • Una toallita para limpiarte el sudor.
  • Alcohol o sustancia similar y un paño para limpiar la barra ya que después de varios intentos se va volviendo cada vez más y más resbaladiza.

¿Algo importante que deba de saber antes de mi primera clase?

Esto igual no te lo preguntas pero si que todas las escuelas del mundo me agradecerán que te lo cuente. ¡¡IMPORTANTÍSIMO!!

  • El día de tu clase de Pole no te apliques ningun tipo de crema corporal. En algunos sitios incluso recomiendan no hacerlo la noche de antes. La presencia de crema en nuestra piel haría imposible la práctica del Pole; simplemente resbala demasiado. Además dejaríamos la barra impregnada de crema y nuestras compañeras tampoco podrían utilizarla. ¡Danger!
  • Si puedes lo mejor es venir recien duchadita como aconseja alguna escuela. Si puedes genial, pero ya sé que eso no está al alcance de todas.
  • Despójate de anillos, collares, diamantes, etc que puedan rayar la barra.

 

4.- Sobre mi futuro como Pole Dancer

Síndrome del cuánto falta

¿Cuánto falta para que puede elevarme sobre la barra con sólo la ayuda de mis brazos? ¿y cuánto falta para que pueda girar como hace mi compañera? ¿y cuándo podré sostener sólo con mis piernas a la vez que arqueo mi cuerpo hacia atrás logrando incluso tener una sonrisa de satisfacción en mi cara?

Be water my friend. Sólo te diré una cosa: menos de lo que crees. Y te lo explico: cuando no sabes nada tienes a pensar que para conseguir lo que te propone tu instructora es más fuerza. En tu día a día lo que más utilizas son los brazos, pues intentarás ayudarte todo lo que puedas de los brazos. Tenderás a sobrecargar a tus músculos más poderosos y les echarás la culpa de tu pequeño fracaso y lo simplificarás todo: ¡todavía no soy lo fuerte que se necesita!

Pero no es así. Por supuesto irás fortaleciendo todo tu cuerpo y eso lo agradeceréis tú y tu Pole Dance. Pero sobre todo irás descubriendo lo importante de conocer la técnica; la importancia que juega el equilibrio corporal, descubrirar que la unión hace la fuerza y que cuando un empeine o uno costado pone su granito de arena no es tan necesario sacar un brazo de gladiador para mantenernos volando en la barra.

Por eso siempre digo que falta menos de lo que crees, porque en el camino de adquirir la fuerza irás adquiendo otras muchas cosas que suma y a mitad del camino te sorprenderás de los logros adquiridos.

Consejo para la vida: no tengas prisa, disfruta del camino y del aprendizaje porque nunca hay un final cuando se trata de superarse a uno mismo.

¿No te he convencido?
 ok, pues aquí va entonces lo que querías escuchar: en tu cuarta clase ya estarás sorprendida de lo que ya puedes hacer; en la décima clase notarás que tu cuerpo está realmente mucho mejor; cuando lleves treinta clases alucinarás; a las 60 pensarás que eres superwoman y que no tienes límites; cuando pases de 80 mirarás tus primeros vídeos y te preguntarás cómo podías estar en tan mala forma y cómo era posible que te costara hacer aquellos ejercicios tan básicos… no darás crédito; y cuando pases de 100… querida, estás perdida, estás oficialmente enganchada al Pole Dance y te acompañará en tu vida durante mucho tiempo.

5.- Sobre los juegos de palabras

A veces leo Pole Dance, otras Pole Fitness y otras Pole Sport ¿es lo mismo? ¿son cosas diferentes?…

El Pole intenta buscar su lugar y tiene que hacer frente a muchos prejuicios y desconocimiento. Creo que por eso han surgido diferentes nombres aunque hoy por hoy creo que ninguna escuela diferencia, lo que se enseña en todas las escuelas es acrobacia con la barra de Pole Dance. Cada profesora o profesor tendrá un estilo suyo particular y así podrá haberlos más estilizados, otros que fomenten más la potencia, etc, ahí no te queda otra que probar diferentes profesores y encontrar el que más te gusta, pero el 95% de la clase va a tener el mismo enfoque.

Pero quizás Pole Dance le sonaba a mucha gente a Stripper y se puso la palabra Fitness para enfatizar que de una clase de Pole no sales más sexy sino que sales tonificado, agotado y al mismo tiempo con una energía enorme.

También se ve a veces el nombre de Pole Sport, que va dirigido a los que buscan un ejercicio físico duro y exigente sin querer saber nada de la palabra Dance.

La explicación teórica que más me ha convencido es la que dice que en el Pole Dance el movimiento de baile tiene más importancia que la parte acrobática, el en Pole Fitness se minimiza bastante el baile y se fomenta más la acrobacia, y en el Pole Sport sólo hay  acrobacia pura y dura.

Dicho esto la realidad es lo que yo llamo simplemente Pole. El mismo que enseñan en todas las escuelas del mundo. Que admite variaciones, y que seguramente tus profesores te mostrarán muchas de ellas. Si todo el grupo está de acuerdo es posible que hagáis alguna clase más orientada a preparar un baile para escapar de la rutina más puramente acrobática; o es posible que os apetezca un día poneros los tacones y hacer una clase más loca; o quizás tenéis ya un poco de nivel y vuestra profesora os enseñe que en el Pole también se pueden hacer acrobacias en pareja…

 

Y esto es todo. Espero haber resuelto tus dudas y sobre todo haberte animado -si tenías alguna duda- a dar el paso.  ¿Que sigues teniendo alguna pequeña duda en tu corazón? entonces échale un vistazo a mi artículo 5 nombres propios que te harán saber -de verdad- qué es el Pole Dance y quedarán todas resueltas. 🙂

Si te he ayudado a decidirte no dudes en decírmelo ¡¡me hará mucha ilusión!!